Pan de Centeno

El pan no sólo no engorda; sino que está demostrado que, consumido a diario –más aún si es integral o de cereales como el centeno-, aporta muchísimos nutrientes esenciales para nuestra salud.

De color oscuro, textura esponjosa y con un sabor un poco más amargo que el pan blanco de trigo común, el pan de centeno es una excelente opción nutricional, recomendado por la OMS.

Sus propiedades

Heading title icon
  • Apto para diabéticos y deportistas. Es muy rico en hidratos de carbono. Además, el tipo de hidrato que aporta es de índice glucémico bajo, una propiedad interesante en el caso de los diabéticos o deportistas, ya que ayuda a mantener los niveles de azúcar estables.
  • Bajo en grasa. Su contenido en grasa es muy bajo, además la grasa que contiene es grasa insaturada, principalmente.
  • Nos aporta un extra de energía. Nos proporciona un 10-12% de proteínas de alto valor nutricional, muy superior al de la mayoría de los cereales.
  • Ayuda a mejorar el tránsito intestinal. Este pan es muy rico en fibra, ayudando por ello a mejorar el tránsito intestinal, reducir la hipertensión y mejorar los niveles de colesterol. Además, se recomienda en caso de querer bajar de peso, ya que proporciona un efecto saciante que ayuda a no sentir la necesidad de picotear constantemente y tener sensación de plenitud en todo momento.
  • Para evitar la fatiga y mejorar el rendimiento deportivo. Gracias a que contiene, sobre todo, vitaminas del complejo B, como la B1, B2, B3, B5, B9, y un pequeño aporte de vitamina C.